La poesía con pilas. Artículo en Lucenahoy.com

http://www.lucenahoy.com/blog/manuel-guerrero/la-poesia-con-pilas/20170615180229044643.html

Anuncios

Matemáticas y poesía. Artículo en Lucenahoy.com

http://www.lucenahoy.com/blog/manuel-guerrero/matematicas-y-poesia/20170519193119043616.html

MATEMÁTICAS Y POESÍA

(c) Manuel Guerrero Cabrera

 

Al alcalde de Lucena, Juan Pérez Guerrero, le debo mi amor a las matemáticas. Siempre que puedo se lo recuerdo y siempre que puede comunica a quien esté presente que fui su alumno en bachillerato. Este momento volvió a darse en la presentación del número 28 de la revista Saigón en Lucena y, ante el comentario de algunos asistentes acerca de qué relación pudieran tener las matemáticas con la poesía, respondí que mucha, especialmente en la Grecia clásica, con el recuerdo puesto en algunos versos de la Antología Palatina, uno de los grandes compendios de poesía breve griega desde época clásica a la bizantina. En ese momento me falló la memoria, pues siempre llevo conmigo este poema-problema anónimo:

 

El rey Creso ha consagrado seis copas,

seis minas en total.

Cada vasija pesa un dracma más que su vecina.

 

Para resolverlo, hay que conocer el dato de que una mina son cien dracmas. Pueden pensarlo, mientras continúo con este artículo.

Sigue leyendo

Beware the slenderman. Artículo en Lucenahoy.com

http://www.lucenahoy.com/blog/manuel-guerrero/beware-the-slenderman/20170427122629042539.html

Internet ha favorecido que se propaguen las leyendas urbanas. Aún pervive la famosa Verónica, a veces llamada con otro nombre, que aparece de repente si pronuncias su nombre delante de un espejo tres o cinco veces, según distintas versiones. También sobrevive la conocida chica de la curva de la que no supe nada hasta que me saqué el carné de conducir. Slenderman se sitúa en este grupo, aunque es reciente, joven si queremos tratarlo como alguien real; pues, a diferencia de las citas anteriores, sabemos que nació con exactitud en 2009. Tiene menos de diez años y ya ha sembrado el terror entre todo tipo de adolescentes, ha protagonizado una película, varias webseries e, incluso, un buen número de videojuegos. Slenderman, además, ha causado varias tentativas de asesinato y de una de ellas habla el documental Beware the Slenderman (2016) que dirigió Irene Taylor Brodsky: en 2014 dos niñas (Morgan y Anissa) apuñalan a una compañera de clase (Payton «Bella») en el bosque de Waukesha (Wisconsin, EE. UU.), influidas por las historias de terror sobre Slenderman en Internet.

En el documental hay tres líneas de desarrollo: la leyenda de Slenderman, el apuñalamiento de Bella por parte de sus dos compañeras y, sutil e interesante, una reflexión sobre el uso y presencia de Internet entre los adolescentes.

Respecto a la primera línea, si usted tiene conocimiento de quien es Slenderman, puede saltar al siguiente párrafo, no sin antes indicarle que en el documental se dedica buena parte del tiempo a presentarlo y a trazar una historia sobre él, así como a aportar material que se puede encontrar en Internet que lo difunde y le da vida. Slenderman es un personaje ficticio con unas características muy concretas: es alto y delgado, viste siempre traje negro con corbata del mismo color y no presenta ningún rasgo facial en su cara blanquecina; habitualmente, se le representa con unos tentáculos que le salen de la espalda. Puede aparecer en cualquier lugar, puede estar presente en sueños, puede encontrar a su víctima siempre que quiera, víctimas que son esencialmente menores de edad. Destacable es el paralelismo establecido en el documental entre él y el protagonista del cuento tradicional del flautista de Hamelin. Slenderman fue creado en 2009 por Eric Knudsen en un foro de Internet llamado Something Awful, mediante la manipulación de dos fotografías en las que se veían grupos de niños y una figura delgada y espectral y, al poco, gracias a los denominados como fanart y creepypasta, adquirió mucha notoriedad que, en el lenguaje de la red, se llama viral. Aunque pueda ser difícil de creer, Slenderman es uno de los protagonistas del documental, su presencia y alusión es constante; tanto es así que las chicas, una vez arrestadas, durante el interrogatorio, afirman que apuñalaron a Bella para convertirse en acólitos o ayudantes de él y que, tras hacerlo, tenían que dirigirse a su mansión situada en el Parque Nicolet de Winsconsin. Sí, las dos niñas lo creían firmemente.

Morgan y Anissa le asestaron diecinueve puñaladas a Bella en el bosque ya mencionado antes y la abandonaron allí desangrándose. Bella sobrevivió, porque se arrastró hasta una carretera donde la recogió un ciclista. En Beware the Slenderman, se relata la vida, desde la infancia, de Morgan y Anissa, para centrarse definitivamente en todo lo sucedido entre ellas y Payton desde la noche anterior (con insistencia en la presencia de dispositivos electrónicos, como móviles y tablets), el momento del apuñalamiento (asusta el modo tan frío en que se lo cuentan a la policía, especialmente cuando aluden a que Slenderman se comunica con Morgan o la pregunta de esta sobre si Bella está viva, al igual que algunos de sus comentarios, como el siguiente de Anissa: «Por lo que he leído en Creepypasta wiki, es más fácil matar a alguien si está dormido o inconsciente, porque, cuando miras a la persona a los ojos, te ves a ti misma y no quieres matarte») y una parte del juicio, con especial atención a lo concerniente a si serían juzgadas en una corte de menores, lo que no ocurrió. Hacia la parte final de este relato nos encontramos con la sorpresa de que le diagnostican esquizofrenia a Morgan, quien afirmaba comunicarse telepáticamente con Slenderman, entre otras cosas.

La tercera línea del documental no aparece tan clara como las anteriores, pero está siempre ahí: Internet, las nuevas tecnologías y la adolescencia. El padre de Anissa, consciente de que esta pasa mucho tiempo en Internet e interesado por lo que hacía con este aparato, tiene serias dudas de lo útil que le puede ser a su hijo de cinco años el Ipad que le van a entregar en el colegio para sus estudios. Los vídeos que Anissa comentaba en Youtube o aquellos protagonizados por chavales en los que aparece o se dice que aparece Slenderman. Los memes o fenómenos virales (como el de echarse encima un cubo frío de agua, el Harlem shake o el reciente mannequin challenge, ¿recuerdan estas modas?).

Beware the Slenderman es un documental sobre un personaje de terror que no causa tanto miedo como la misma realidad: dos niñas de 12 años que apuñalan a una compañera de clase. El resultado es notable, debido al acertado ritmo en que se narra tanto la leyenda urbana de Slenderman como el suceso de las niñas. Al final, queda la sensación de que no hay manera de escapar al influjo de Internet en la actualidad, de igual modo que Slenderman te persigue, se te aparece en sueños o te encuentra siempre que quiera. No se ha de pasar por alto el modo como afecta ese influjo a las personas en su juventud o en su desarrollo durante la adolescencia, pues son las más proclives a caer en sus tentáculos, los de Slenderman u otros monstruos, incluso reales.

Una curiosidad semanasantera entre Lucena y Monturque. Artículo en Lucenahoy.com

http://www.lucenahoy.com/blog/manuel-guerrero/curiosidad-semanasantera-pollinita-virgen-servitas-monturque/20170320235757039589.html

UNA CURIOSIDAD SEMANASANTERA: LA POLLINITA, LA SERVITAS Y MONTURQUE

Manuel Guerrero Cabrera

Era 2011 cuando hablaba en este mismo medio, Lucenahoy, de una fotografía del Nazareno de Priego santeado, sí, así es, llevado a hombros por santeros. Esta foto se la hice llegar a Antonio Crespillo quien consiguió identificar al manijero, Jesús Lavela, y situar la santería en 1970.

Hoy vuelvo a hablar de ello, porque, mientras preparábamos mi último libro, Vieja túnica y otros relatos, José María García, responsable de este diario, y yo hablamos de curiosidades semanasanteras de Lucena con otros pueblos. Además de la ya referida del Rey de Priego, como Lo llaman devotamente los prieguenses, le referí una sobre Monturque, donde la influencia de nuestra santería es evidente: procesión a hombros, con el uso de cuñas, almohadillas, horquillas, toque santero de tambor y otros aspectos que no vienen al hilo de este artículo. En la guía de «Cultos y Semana Santa en Monturque» de 1958, encontramos con que la imagen de la cubierta no es otra que la Pollinita de Lucena, la que procesiona el Domingo de Ramos desde nuestro San Mateo. Aunque una imagen como esta sea, por su procedencia de los talleres de Olot, frecuente en distintos pueblos de la campiña, en Monturque no existe esta iconografía. De igual modo, en la guía de 1960 es la Virgen de los Dolores «Servitas», la que aparece representando a la Semana Santa monturqueña.

Quizá estas curiosas publicaciones se deban a una errata o a un malentendido, ya que es muy probable que la imprenta Tenllado, que realizó la guía en esos años, empleara estas fotografías al no disponer de ninguna de las devociones de Monturque; además, esas mismas fotos de la Pollinita y de la «Servitas» las encontramos en los carteles de los cultos que de forma conjunta realizaban en los años cuarenta del siglo XX y que, en efecto, imprimía Tenllado.

Saigón 27: ese plato que no dejas de recordar en Lucenahoy.com

http://www.lucenahoy.com/blog/manuel-guerrero/saigon-27-plato-no-dejas-recordar/20170125005232037539.html
27 nombres conforman Saigón 27. Es simplemente una coincidencia y es un dato que resulta relevante para el contenido de la publicación, pero este dato curioso revela que estamos ante uno de los números con mayor número de participación, equiparable a algunos números especiales publicados entre 2008 y 2011.
Dos motivos son los que provocan esta cifra: uno es que la entrevista se hace a cuatro poetas (Juan de Dios García, Noelia Illán Conesa, Ángel Gómez Espada y Natalia Carbajosa) y el otro motivo es que aparecen los ganadores del X Premio «Saigón» de Literatura (José Manuel Pozo, Mario Morales y quien firma estas palabras) y del I Certamen Ciudad de los Niños (Julia Luque y Raúl Mora, este último con una madurez poética impropia de la adolescencia). Ambos grupos funcionan de modo complementario, porque las entrevistas nos permitirán acercarnos a la poesía actual (es una de las preguntas formuladas) y los premios revalorizan a nombres en auge o, como en el caso del Certamen de la Ciudad de los Niños, anima a que la poesía forme parte de la juventud.
Para adentrarnos en el resto de las páginas dedicadas a la creación literaria, es conveniente reproducir la respuesta del poeta Ángel Gómez Espada ante la pregunta de qué cualidades debe tener la poesía:

Sigue leyendo

La aportación de Sensi Budia en Supernova: Premios Ucopoética 2016

http://www.lucenahoy.com/blog/manuel-guerrero/aportacion-sensi-budia-supernova-premios-uco-poetica-2016/20161215003559036535.html
Supernova es el título bajo el que se ha publicado la edición de los Premios Ucopoética de 2016. En sus páginas, tras el prólogo de Javier Fernández, Premio de Poesía Ricardo Molina con su muy recomendable Canal, aparecen la justa ganadora, Rosa Berbel, con una poesía contenida y liberadora, y las finalistas que son Sensi Budia, Carmen Míguez y Alba Torrebejano.
Para todas ellas, vaya mi enhorabuena, si bien estas líneas son para destacar la aportación de la única autora lucentina y, por consiguiente, cordobesa del volumen: Sensi Budia. Hasta ahora únicamente encontrábamos alguno de sus versos entre las páginas de Saigón, además de las antologías que la Asociación Cultural Naufragio ha realizado como celebración de los diez años de Saigón primero y de la asociación después. No cabe duda de que Sensi Budia ha ligado su desarrollo poético a Naufragio-Saigón, aunque la experiencia de Ucopoética le haya dado algunos mentores de la talla del citado Javier Fernández.
Budia ofrece cuatro poemas en Supernova: «ARS», «Autorretrato en mosaicos», «Poética» y «Disuria». El primero, «ARS», se caracteriza por el empleo de la segunda persona, un «tú» elidido que no actúa como vocativo y que funciona de modo autorreflexivo, a fin de romper con el pasado y abrazar…
…lo bueno que llega y parte
hacia un tiempo nuevo.
«Autorretrato en mosaico» llama la atención por las imágenes empleadas, en especial, las del agua, y por la ausencia de la primera persona, en una creación original dividida en tres breves momentos. Nuestra lectura se maravilla por el primero:
La marcó el agua estancada
aunque aquel día llovía a mares.
Por eso, sobre sus ojos aceituna
se eleva en círculos
una marea de luz.
A partir de «Poética», Sensi Budia se compromete más y la encontramos identificada plenamente con la voz poética: «No quiero que mi cuerpo muera» rezará en el poema citado. Pero es «Disuria» el poema en el que vemos la muestra más madura y lograda de la poeta, desde el planteamiento y ejecución hasta el empleo del vocabulario (entre lo barroco, lo médico y lo cotidiano); así, Budia ofrece una de las mejores composiciones del volumen:
[…] y me parece que hablamos
lenguajes distantes
y lenguas distintas;
que tus manos ya no me tocan, (¿mamá?)
que tus dedos difusos
ni me rozan;
que mi mente es cuero de reptil.
En definitiva, una breve muestra de lo que podemos esperar de ella en el futuro.

Leonardo Antonio de Castro: 360 años de su nacimiento. Artículo en Lucenahoy.com

http://www.lucenahoy.com/blog/manuel-guerrero/leonardo-antonio-castro-360-anhos-nacimiento/20161103004311035254.html

El próximo 12 de noviembre se cumplirán 360 años del nacimiento de una de las figuras fundamentales del Arte local: Leonardo Antonio de Castro. Y merece su recuerdo la Capilla del Sagrario de San Mateo, una de las joyas barrocas de Andalucía, ideada por él.

Este artista, que trabajó la pintura, la arquitectura y la talla de retablo, fundamentalmente, nació en Lucena en 1656 y desde niño realizó el aprendizaje de su faceta artística con Bernabé Jiménez de Illescas hasta 1678, año en el que este murió, pasando posteriormente con Luis Sánchez de la Cruz. En 1699 tenía el proyecto de dorar el retablo de la Virgen de Araceli del Santuario, si bien no lo hará, puesto que finalmente se encomienda a dorar el camarín. Algo después, en 1705, también proyecta realizar el retablo de jaspes de San Pedro Mártir, de lo que en unos años se desvincula.

Sus siguientes trabajos son las trazas de las dos portadas de la Purísima en 1715, la decoración de la Ermita de Ntra. Sra. de Araceli en 1722 y el retablo de la Concepción en el convento franciscano en 1728.

Tuvo algunos achaques de salud en las dos últimas décadas de su vida, de las que se recobraría con ánimo de seguir en el oficio; de tal manera que, tras la enfermedad que le sobrevino en 1735, tras recuperarse, se puso a trabajar en la Capilla del Sagrario para la Cofradía del Santísimo Sacramento de la Parroquia de San Mateo. Las obras comenzarían en 1740 y moriría sin ver acabada su obra. La vital terminó en 1745, aunque la artística, como el alma inmortal, aún sigue presente. Basta con asomarse a la Plaza Nueva para comprender su grandiosidad y, desde el centro neurálgico de la ciudad, la Capilla del Sagrario traspasa el valor religioso (Dios no tiene lugar más bello ni más espiritual en el que pudiera venerarse), además de ser un ejemplo de cómo hay que cuidar el patrimonio y de lo que Lucena pudo aportar al Barroco español.

Con Leonardo Antonio de Castro, también fueron fundamentales para el Barroco, José de Bada, Francisco José Guerrero y, en especial, Francisco Hurtado Izquierdo, verdadero espíritu artístico del sur de Córdoba. Próximo a cumplirse 350 años del nacimiento de este último, sigo soñando con que Lucena lo coloque en el lugar y en el mérito que se merece.