BIBLIOTECA GARDELIANA: HISTORIA ARTÍSTICA DE CARLOS GARDEL DE MORENA. EN LA OPINIÓN DE CABRA

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=especiales&sub=colaboraciones&art=1405

BIBLIOTECA GARDELIANA (1):

HISTORIA ARTÍSTICA DE CARLOS GARDEL DE MIGUEL ÁNGEL MORENA

Primera edición:

MORENA, Miguel Ángel (1976): Historia artística de Carlos Gardel. Freeland.

Historia artística de Carlos Gardel

Y aunque el olvido que todo destruye,
haya matado mi vieja ilusión,
guarda escondida una esperanza humilde,
que es toda la fortuna de mi corazón.

ALFREDO LE PERA

Sirvan estos conocidos versos del tango Volver para agradecer a Antonio Ramón Jiménez, director de La Opinión de Cabra, que haya aceptado mi sugerencia de realizar una reseña de algunos libros sobre Carlos Gardel, porque la bibliografía es ingente y toca todos los temas, desde las discusiones sobre su lugar de nacimiento hasta el análisis de sus películas y los tangos que interpretó, además de tratarse en distintos géneros: ensayo, narrativa, cómic, etc.; por lo que seleccionaré únicamente los títulos que considere relevantes, además de los que hayan caído en mis manos y tengan algo de provecho.

Se podría decir que basta escuchar las grabaciones de Gardel para conocerlo: se puede apreciar sin dificultad que el Gardel que cantaba con José Razzano (formaba dúo con él) en la década de 1910 no es el mismo que se haría mundialmente famoso en la década de 1930. Como indica José Gobello, «compare quien quiera aquella primera versión gardeliana de Mi noche triste con la otra, de 1930, y advertirá el largo y duro camino que hizo Gardel antes de llegar a la cumbre» (1). Todo ese «largo y duro camino» se muestra estrictamente documentado en la Historia artística de Carlos Gardel de Miguel Ángel Morena, «el admirable estudioso», como lo llamaría el ya mencionado José Gobello (2). Es una obra tan minuciosa y completa que ha obtenido elogios y se ha convertido en ineludible consulta desde cualquier ámbito del estudio del cantor (3) y ha tenido varias ediciones (la última en 2008); en palabras de Ana Turón, «cada una de estas ediciones está corregida y aumentada con respecto a las anteriores. Las ansias de superación de Miguel Angel Morena son verdaderamente destacables» (4).

El primer capítulo es brevísimo, con el título de «Antecedentes» y da datos escuetos sobre el nacimiento en Toulousse (Francia) el 11 de diciembre de 1890, su llegada a Buenos Aires (5) y sus primeros años de vida en tierra porteña (colegio, trabajos, etc.) hasta 1909. Se puede afirmar que Morena no tiene interés en estas cuestiones verdaderamente, por lo que las apunta de manera general.

El segundo capítulo, «Vida artística», es una sensacional guía de la trayectoria de Gardel, cada año, cada mes, cada semana y, cuando es posible, día a día. Morena, tras indicar la fecha, indica el lugar y el espectáculo (concierto, filmación de películas, grabaciones en estudio, etc.) en el que participa o protagoniza. En varias ocasiones, esto se complementa con transcripciones de entrevistas hechas a Gardel, de publicaciones de otros libros o de noticias de diarios. Un aspecto muy valioso es que consigue localizar a cada artista que ha compartido escenario con él e, incluso, en varias ocasiones, nos informa si el Zorzal ha hecho algo más que cantar. Por ejemplo, entre septiembre y octubre de 1917 el dúo Gardel-Razzano realiza una serie de actuaciones en Chile. Morena nos apunta la fecha concreta, el lugar, la artista que comparte cartel con el dúo y otra información (6):

5 de octubre. En el teatro OLIMPO de Viña del Mar, se presentan los cantores, compartiendo los programas con la tonadillera Roxana.

Para hacer más interesante la velada del debut –como grato número extra– Gardel y Roxana bailan el tango «Montevideo» de Roberto Firpo.

La relación de toda su trayectoria, 25 años, de 1910 a 1935, está, así, en este libro de manera muy clara y sencilla, además de minuciosa. En este ejemplo, únicamente se nombra a Roxana como artista, pero hay otras actuaciones en que Gardel es uno más, como cuando en mayo de 1922 Jacinto Benavente visita Argentina y se le hace un homenaje: Morena indica los asistentes más relevantes a este acto y añade (7):

Y para que el escritor español pueda apreciar el genuino arte de nuestro pueblo, se les invita a actuar a Gardel y Razzano; quienes a dúo, interpretan «La yegüecita», «La criolla», «Mirala como se va» y «La pastora», y Gardel se luce con los estilos «El pangaré», «Suena guitarra querida», «La mariposa», y algunos tangos.

Noticias en la prensa mundial, la comisión de homenaje al Zorzal, las declaraciones de Berta Gardes y sus últimos años, el traslado de los restos y una reflexión personal sobre la figura de Gardel ocupan el tercer capítulo.

En este punto, Miguel Ángel Morena ofrece un apéndice de más de cien páginas con información muy variada: la documentación del cantor, filmografía, discografía, la música que él compuso, la relación con el turf y la bibliografía consultada. De este extenso apéndice destaca sobremanera el apartado de discografía, con todas las grabaciones ordenadas (8), en primer lugar, por sello, fecha, matriz, acompañamiento y, evidentemente, título y género; y, en segundo lugar, por orden alfabético; lo que es una valiosísima y completísima lista de todos los registros sonoros para disco. No se equivocó Gobello cuando lo llamó «el admirable estudioso».

Historia artística de Carlos Gardel de Miguel Ángel Morena es un libro de cabecera para quien quiera conocer totalmente la trayectoria del Zorzal, un libro imprescindible para comprender, incluso de manera objetiva, el largo y duro camino que hizo de Gardel una de las voces principales, no solamente del tango y en lengua castellana, sino de la Música, con mayúscula, que es un lenguaje universal.

(1) GOBELLO (1999): Breve historia crítica del tango. Buenos Aires, Corregidor, p. 75.

(2) GOBELLO (1991): Tres estudios gardelianos. Buenos Aires, Academia Porteña del Lunfardo, p. 16.

(3) Incluso quienes defienden la teoría uruguayista citan el libro de Morena en sus estudios o no dudan de la trayectoria artística –que no del origen– expuesta en él.

(4) Así lo expresa en los blogs Museo del Libro Gardel y su tiempo y Libros de Gardel.

(5) En la primera edición señala el 9 de marzo de 1893 como fecha de arribo a Buenos Aires. A partir de la segunda, se indicará que la llegada a la capital argentina sucedió el 11 de marzo, un buen ejemplo de la labor de corrección y actualización de Morena desde la segunda edición.

(6) MORENA (1985): Historia artística de Carlos Gardel. Buenos Aires, Corregidor, p. 55

(7) Ibídem, pp. 72-73.

(8) Incluye todas las grabaciones del dúo Gardel-Razzano, incluso en las que Razzano cantaba solo, y las instrumentales de los guitarristas de nuestro cantante. No nos cansaremos de repetirlo: Morena hace un trabajo extraordinario.

Carlos Gardel en 1918. Artículo en La opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=especiales&sub=colaboraciones&art=1395

En alguna ocasión he escrito que Mi noche triste está considerado el primer tango-canción, una nueva manera en el que el tango deja de ser únicamente danza y se trabajan más las letras.

La de Mi noche triste fue escrita por Pascual Contursi (Chivilcoy, 1888 – Buenos Aires, 1932) en 1916, aunque es el año siguiente, 1917, el año que se toma como nacimiento del tango-canción debido a que Carlos Gardel la canta ante el público del Teatro Esmeralda de Buenos Aires (aunque hay quien indica, como Miguel Ángel Morena en Historia artística de Carlos Gardel, que lo hiciera en el Teatro Empire de la capital argentina); además, es el propio Gardel quien lo graba por primera vez, precisamente, en 1917. Sigue leyendo

No queda otra. Artículo en La opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=opinion&sub=articulos&art=798

Me reconoce que le ha costado asumirlo. Y estoy de acuerdo con él en su creencia de que se debe a que ha cambiado el concepto de asociacionismo, de quince años para acá.

Le digo que, cuando seis personas fundamos la Asociación Cultural Naufragio en 2006, ya habíamos tenido ocasión de crear y de compartir cultura con la revista Saigón; fue bien, con un grupo muy diverso y heterogéneo de ideas y de expresión, fundamentalmente joven.  Sigue leyendo

Del pasado Día de Reyes. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=opinion&sub=articulos&art=793

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) había previsto lluvia para el 5 de enero, motivo por el que algunas poblaciones habían decidido adelantar la cabalgata al despejado 4 de enero.

Suficiente fue esta situación para que las redes se dividieran entre quienes estaban a favor o en contra y empleo el verbo dividir por no utilizar «descalificar». Sigue leyendo

WASP. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=opinion&sub=articulos&art=791

El rol de los poetas en la sociedad ha cambiado. Ahora se dedican, sobre todo, a cantar o a escribir en Twitter o en Instagram frases como las que llevaban mis compañeras (y solamente mis compañeras, de verdad) en el instituto apuntadas en sus cuadernos, para consolar corazones rotos y provocar alguna humedad en las partes privadas de chicas y chicos.

Tiene mérito que no pierdan lectores, pese a lo deprimentes o aburridos que resultan, pero, en fin, no siempre iba a estar Cernuda como referencia o Miguel Hernández como modelo (en especial, por lo mal que lo trata una parte de la izquierda confundiendo el compromiso social con la delincuencia).

Ah, también continúan quienes escriben poesía desde la cumbre de su torre, llena de complejas imágenes retorcidas que no hay quien las entienda… Sí, parece que funciona, porque ganan premios con poesía incomprensible y te los encuentras en la lista infiltrada de las votaciones del Premio Nacional de Literatura (como un fútil parpadeo, no sé qué expresan), llegando a la conclusión de que hasta la poesía escrita por Inteligencias Artificiales resulta más emotiva.

Y tanto es así que la poeta (es una inteligencia, por tanto, femenino en español) WASP, con nombre acorde a las nuevas modas de poeta tuitero o instagrammer, compone poemas inspirados en las obras escritas en el Siglo de Oro:

Marchitará la nieve el fin pesado,
por tal caso con una lengua sola.

Leo que el crítico Ángel Luis Prieto dice que los poemas de WASP son «un desastre»; puede ser, pero resultan fascinantes al lado de la poesía instagrammer-tuitera, de la que ningún crítico con autoridad se arriesga a denominar tan despectivamente. Dice, también, que las Inteligencias no tienen musas; puede ser, pero hay quien las tiene y aportan poemas vacíos y fríos, con los que llegan a la finalísima del Premio Nacional. Sinceramente, puestos a preferir, me quedo con la máquina verdadera, con WASP antes que con poetas humanos inconmovibles.

Echo de menos la línea clara que defiende la poesía de Luis Alberto de Cuenca, que era música antes de que la cantara Loquillo, que es inspiradora y emocionante antes de que ganara reconocimiento, que transmite y habla de mucho más que de corazones rotos y de las humedades corporales: de la vida y de la muerte en todas sus extensiones, de la literatura, de la cultura, del por qué es vital la poesía.

Dicen que hablamos claro, y que nos repetimos
de lo claro que hablamos, y que la gente entiende
nuestros versos, incluso la gente que gobierna,
lo que trae consigo que tengamos acceso
al poder y a sus premios y condecoraciones,
ejerciendo un servil e injusto monopolio.
Dicen, y menudean sus fieras embestidas.
Defiéndenos, Tintín, que nos atacan.

La ministra, la directora y el dinosaurio. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=opinion&sub=articulos&art=789

LA MINISTRA, LA DIRECTORA Y EL DINOSAURIO

(c) Manuel Guerrero Cabrera

Leí este verano en El Mundo un artículo de opinión firmado por Luis María Ansón, por quien no suelo interesarme para nada, acerca de Alfonso Guerra. En el texto aludía a una anécdota sobre una ex ministra que había reconocido a una periodista «mordaz» su falta de tiempo para terminar «El dinosaurio» de Augusto Monterroso, el cuento más corto de la literatura, que precisamente había comenzado a leer el anterior fin de semana. Sigue leyendo

De la comunión civil. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=opinion&sub=articulos&art=781

Recuerdo que comprendí perfectamente lo que era un oxímoron cuando en COU don Antonio Cruz Casado dictó a la clase que Prosas profanas, el título de una de las grandes obras de Rubén Darío, lo era; porque las «prosas» guardan relación con lo religioso, de ahí que el adjetivo «profanas» las complemente con un significado opuesto.

En un claro paralelismo hemos de señalar la denominada «comunión civil», una celebración que, sin tener un ápice de religiosa, nace como contrapunto a la primera comunión del sacramento cristiano de la eucaristía. ¿Y cómo puede ser eso? Sigue leyendo