De la comunión civil. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=opinion&sub=articulos&art=781

Recuerdo que comprendí perfectamente lo que era un oxímoron cuando en COU don Antonio Cruz Casado dictó a la clase que Prosas profanas, el título de una de las grandes obras de Rubén Darío, lo era; porque las «prosas» guardan relación con lo religioso, de ahí que el adjetivo «profanas» las complemente con un significado opuesto.

En un claro paralelismo hemos de señalar la denominada «comunión civil», una celebración que, sin tener un ápice de religiosa, nace como contrapunto a la primera comunión del sacramento cristiano de la eucaristía. ¿Y cómo puede ser eso? Sigue leyendo

Anuncios

José Manuel Pozo firma una reseña sobre mi libro Vieja túnica y otros relatos en La opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=especiales&sub=colaboraciones&art=1288

LA VIEJA TÚNICA DE MANUEL GUERRERO CABRERA

José Manuel Pozo Herencia

Breve y dos veces bueno, como diría Baltasar Gracián. Así se nos presenta el ramillete de relatos de este interesante volumen ambientado en la Semana Santa Lucentina.

Con el título de Vieja Túnica y Otros Relatos (Áticabooks, 2017) el autor nos introduce en el ideario cofrade de su ciudad natal, recreando los principales pasos, imágenes y motivos de esta manifestación cultural y religiosa, y de algunos de los principales emplazamientos y vivencias de sus habitantes, mención especial para la Santería, y con especial acento en las relaciones familiares y en la devoción transmitida generación tras generación como uno de los principales signos de la localidad. Sigue leyendo

La lengua es amor por los dos. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=opinion&sub=articulos&art=780

LA LENGUA ES AMOR POR LOS DOS

(c) Manuel Guerrero Cabrera

Confieso que solamente unos pocos años de mi vida, coincidiendo con los finales de mis estudios universitarios, dejé de expresarme en andaluz. Fue por una chica. Ella era del norte y destacaba mi seseo tan incómodamente que comencé a distinguir eses y zetas. Al igual que ocurría en el tango con Aquel tapado de armiño:

 

El tapao lo estoy pagando

y tu amor ya se apagó.

Sigue leyendo

Defecto de autobús. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=especiales&sub=colaboraciones&art=1284

Ya no recuerdo cómo surgió, pues fue hace varios años. Julián y Juan comentaron que no había agallas (evidentemente, empleamos otra palabra) de escuchar una psicofonía en un viaje en coche por la noche.

Después de comer en Moriles, o en Aguilar, no consigo acordarme, íbamos los tres en mi coche hacia Lucena por la A-45, cuando uno de ellos puso un CD con las grabaciones de ultratumba. Reconozco que me cuesta mucho distinguir lo que se dice en ellas, salvo la célebre de «adimensional» y otra que con voz aguda y cantarina decía «no quiero estar aquí», las cuales, por cierto, han resultado ser falsas, un montaje para divertir a quienes aman estos temas; quizá esto sea un motivo de distinción de las que son verdaderas de las que no, puesto que la siguiente no llegué a escucharla bien: tomada tras el accidente de un autobús escolar en el lugar del hecho por un investigador o un periodista (las versiones varían), como respuesta al desconocimiento de lo que lo había provocado, se oye una voz que dice «defecto de autobús».

Hace poco esto fue recreado en el programa de Iker Jiménez, pero ya conocía la grabación desde hace casi diez años, desde antes del viaje en coche por la A-45, en el que quité el CD, porque me estaba inquietando. Desde entonces, cada vez que algo salía rematadamente mal, me acordaba de la expresión «defecto de autobús» y la empleaba, o la empleábamos según conveniencia.

Por eso mismo, no he podido evitar acordarme de ella, cuando supe del autobús de Hazte oír, al que se le ha dado una publicidad inusitada de la manera más tonta, al olvidar que no hay mayor desprecio que la indiferencia. Esto mismo es lo que ha hecho Podemos con su Tramabús, puesto que han recuperado el espíritu del vehículo de Hazte oír con su estúpida imitación. Todo un despropósito con el que se vuelve a mostrar que este partido está en la política para no hacer política, con la intención visible de aparecer en los medios, en esta ocasión con un lamentable calco.

Lástima que la forma haya podido con el fondo, pues es innegable que la corrupción es algo que debiera estar mejor resuelto en la justicia de nuestro país; sin embargo, Podemos cuya acción estrella contra la corrupción ha sido el de un autobús aparece constantemente en los medios, lo que le repercutirá votos, mientras que UPYD decidió actuar en los tribunales contra la estafa de Bankia y quienes votamos lo echamos del parlamento. Sin misericordia.

Nadie debiera dejar pasar por alto esta bobada de Podemos. Al menos, yo no puedo. No es cuestión de ideología, sino más bien como el de ese amor que te ha engañado, que te ha defraudado, que hiere al recordarlo, del que ya no quieres saber nada, que esperas que desaparezca de tu vida y se convierta en un fantasma, cuyas palabras solamente puedas oír mediante una psicofonía.

El carnaval de Cabra en la Guía de Fiestas populares de Andalucía. Artículo en La opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=especiales&sub=colaboraciones&art=1268

EL CARNAVAL EGABRENSE EN LA GUÍA DE FIESTAS POPULARES DE ANDALUCÍA (1982)

Manuel Guerrero Cabrera

Vuelvo a traer a La Opinión la Guía de fiestas populares de Andalucía casi cuatro años después. Entonces, en 2013, trasladé lo que decía sobre la Semana Santa, ahora, en 2017, haré lo propio sobre el carnaval. A riesgo de repetirme, creo conveniente refrescar qué es esta Guía que firma el antropólogo Salvador Rodríguez Becerra: una admirable y gran obra editada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que realiza un recorrido festivo-folclórico por distintas ciudades de Andalucía, lo que resultó en su tiempo (1982) el primer libro que recogía datos etnográficos básicos sobre las festividades locales. De la provincia de Córdoba se ocuparon Francisco Luque-Romero y José Cobos Ruiz de Adana, quienes dedicaron a Cabra casi once páginas, la mayoría centrada a una quincena de romerías de la Virgen de la Sierra. Sigue leyendo

La Justicia nunca falla. Artículo en La Opinión de Cabra

http://www.laopiniondecabra.com/ampliar.php?sec=especiales&sub=colaboraciones&art=1261
LA JUSTICIA NUNCA FALLA
(c) Manuel Guerrero Cabrera
No recuerdo bien si fue Julián Valle Rivas quien me dijo que la Justicia nunca fallaba, pero que otra cosa muy distinta era que el abogado hubiera hecho bien su trabajo. En otras palabras, puedes creer que haya casos o sucesos con una resolución tan clara que, de no ser así, se tilden de injustos; pero, en verdad, es el trabajo de la persona que ejerza de abogada la que ha de lograrlo. Esto es lo que se contempla en la serie The night of, en la que el trabajo de los abogados defensores de Nasir Khan, el protagonista acusado de asesinar a una chica en uno de los barrios residenciales de Nueva York, no consigue demostrar su inocencia. Pero aquí (salten al siguiente párrafo si no han visto la serie) todo se resuelve con la intuición de un viejo inspector (e, incluso, en la del abogado Jack Stone, quien primero lo defendió, porque no tenía la mirada del delincuente), en lugar de los mecanismos del sistema judicial, que llega a un punto muerto (jurado y juez así lo expresan).
The night of me ha hecho recordar ese brillante documental titulado El Rati Horror Show de Enrique Pineyro y Pablo Tesoriere, en el que se logra fundamentar cómo la policía, la fiscalía y los jueces (de Buenos Aires) se conjuran contra Fernando Carrera, para hacerle pagar por un delito que, según lo aportado en el documental, nos hace dudar mucho de que él lo haya realizado. Indignante es el momento en el que se demuestra que los jueces indican en el fallo aspectos que ninguno de los testigos verifica, como que vieran a Fernando Carrera con un arma. El Rati Horror Show se desarrolla de forma inteligente y concluye magistralmente con la lectura de algunos artículos del código penal a muñecos que representan a los distintos conjuradores; en especial, a caballo entre el humor y el despecho, resulta el momento en el que Piñeyro les coloca una grabación en los que se le comunican sus derechos (en inglés, por lo raro de ello) a las figuras de los jueces: «Esto, por si no entienden inglés, quiere decir que nadie les va a hacer a ustedes lo que ustedes le hicieron a Carrera», aclara.

Sigue leyendo