Un poema de Francisca Sánchez sobre mi participación en los Patios para la poesía

La poeta de Archidona Francisca Sánchez ha escrito este poema en el que recoge sus impresiones sobre la última tarde de Patios para la poesía en la que participé. En él aparecen algunos versos míos («cuesta abajo en el tiempo», «una verdad tan firme como el tiempo»), alusiones a ellos (el «microondas»), e, incluso, el título de algunos de mis poemas y libros («Campeones», «De la semilla negra», «Desaparecerá la tierra» o El fuego que se extingue). Muchas gracias por estos detalles.

PATIOS PARA LA POESÍA
(Crónica IV)

Cuando el sol se va anclando
en la lejana línea del horizonte
como «beso que besa rodando»,
lleno de«vida, amor … Y muerte».
Allí donde la orografía ha dibujado
hermosos toboganes y curvas cicloides,
se desliza «un corazón atemorizado
que busca forzosamente a otro».

Una hermosa plaza, una Torre
y la Ermita de Santa Ana escuchan los versos
que canta el poeta, una guitarra y sus sones.
Aunque «llueva o haga sol»,
«cuesta abajo en el tiempo»,
rememoramos juntos aquellos «campeones»,
«contigo», ausente y tal vez distante,
cercano el recuerdo de tus dones,
tal vez disfrutando un desayuno con diamantes,
preparado según las versadas instrucciones,
de un «microondas para amantes».
Y nos recuerda, que «de la semilla negra»
ya brotaron hermosos poemas antes
sin saber si «desaparecerá la Tierra»
con «el fuego que no se extingue»
y nos enciende y nos incendia…

Así nos va cantando el poeta
y declina la tarde en las farolas
abrazadas por la enredadera,
cual «paternidad» abraza amorosa,
y al encuentro de su luz se eleva.
Mientras los niños «encierran las vacas en su corral»
yo, «elefante ebrio de sueños»,
oigo cantar a un «borriquillo
que vuela»,
y en esta plaza que a diario oye mis pasos…
De repente, me siento «extranjera».

Se cierran los Patios, al ocaso,
«Una verdad, tan firme como el tiempo»…
La Plaza, la Ermita y la Enredadera.

Francisca Sánchez

Diez años desde Estudios críticos de Literatura del Siglo de Oro

20180513_084621

Hace diez años salió de imprenta mi primer libro, Estudios críticos de Literatura del Siglo de Oro, una colección de ensayos, previamente publicados en distintas revistas, sobre San Juan de la Cruz, Miguel de Cervantes, Luis de Góngora y Calderón de la Barca.

En él me ayudaron directa o indirectamente mi familia, Antonio Cruz Casado (autor del prólogo), Juan Beret, Luisfernando Palma, José M. Ventura, Antonio Crespillo Guardeño (y Cofradía del Amor), Cofradía de Ntra. Sra. del Valle, Lara Cantizani, Pipo e Inma. Mostré mi agradecimiento en las últimas páginas de la publicación y aquí lo hago de nuevo. Sigue leyendo

Citado por Conrado Castilla en una entrevista

El escritor Conrado Castilla me cita en una entrevista que firma Maribel Ozgaz para Leer en Madrid:

Podría recomendar otros poetas que en su opinión sean interesantes.

Son muchos los poetas que podría recomendar pero me voy a ceñir solo a algunos bastante conocidos como Jesús Aguado, Juana Castro o Ángeles Mora, pero también a otros que aunque quizá lo son menos, como Francisco Onieva o Manuel Guerrero,  desde mi punto de vista están llamados a desempeñar un papel, importante en la poesía española actual.

Puedes leer la entrevista completa aquí:

http://www.leerenmadrid.com/2018/03/la-poesia-es-observar-la-vida-desde.html

Amanece el Viernes Santo. Poema en la revista Jesús

AMANECE EL VIERNES SANTO

(c) Manuel Guerrero Cabrera

 

El cristal de tus ojos se quiebra con la noche

frágil y delicada.

 

Basta que mires Tú,

basta que tus pestañas infinitas la rocen,

para que el cielo se abra y amanezca este viernes

tan apesadumbrado.

 

Guárdate la vidriera del cielo en las pupilas,

para que tu iris llene de azul el firmamento.

 

Trae la luz al mundo.

 

El cristal de la noche lo rompe tu mirada.

amaneceviernes