Contra el tiempo improductivo en Cabra digital

Después de más de una treintena de años, aunque sienta, como en el tango, que ha sido un soplo este trayecto de vida, me pregunto cómo he llegado hasta hoy con un horario tan improductivo y unas costumbres ociosas y negociosas irracionales, en palabras de algunos miembros de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y su Normalización. Quizá sea porque soy de la opinión de San Juan Bosco: «Una hora ganada al amanecer es un tesoro por la tarde», o, porque el ser humano, además de inconsolable, como dijo Saramago, crédulo, según don Manuel Alcántara, y de memoria frágil, que deducen los comentaristas de fútbol, es animal de costumbres. Nos acostumbramos a que todo pasa y a que todo queda.
La citada Comisión, presidida por el empresario Ignacio Buqueras, que ya lleva algunos años incidiendo en este asunto, y a quien en esta ocasión se le ha dado mayor presencia en los medios al aprobarse un informe en el Congreso, pretende acabar con lo que él denomina acertadamente «presentismo», algo tan típicamente español: estar por estar y, a ser posible, que parezca que estamos más tiempo en el trabajo. Pero, en verdad, no por esto se rinde más y se considera que el principal motivo de este contraste es que estamos en un huso horario diferente al que nos corresponde.
Muy de acuerdo con estas consideraciones y de que serán beneficiosas para el trabajador y para la empresa, mi pensamiento no puede evitar caer en la duda de que no se abuse, pues, acostumbrados a nuestros extensos horarios actuales y ganada una hora al día, ¿cómo se hará un ajuste efectivo? Y es que la Comisión habla de consecuencias, la mayoría favorables (puntualidad, más horas de sueño, eficiencia, jornadas más cortas que las actuales, horarios flexibles, conciliación laboral y familiar, etc.), pero nada de cómo llevarlo a cabo en la práctica, pues cambiar de huso horario es algo insólito como medida laboral. Y cambiar de costumbres al español no es tarea precisamente fácil.
A la larga serán los venideros los beneficiados de este cambio. Mientras tanto, parafraseando a Shakespeare, yo prefiero no malgastar el tiempo, aunque soy consciente de que después el tiempo me malgastará a mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s