Burocracia contra juventud. Artículo en Cabra digital

uando pensábamos que en materia de empleo para la juventud, el Gobierno imitaba al místico, dejando su cuidado, entre las azucenas olvidado; descubrimos que el descuido de este asunto está relacionado con la burocracia, que, según Oscar Wilde, se expande para satisfacer las necesidades de una burocracia en expansión, es decir, que la burocracia existe para que haya más burocracia, como lo demuestra que en octubre del año pasado se creara una comisión, dividida en varias subcomisiones, para formar un consejo el pasado enero que decidirá qué consejos asesores se eliminarán, según uno de los diarios de la prensa nacional.
La iniciativa Tu primer empleo procedía de Bruselas el pasado año y ofreció un millón de euros a nuestro país para poner en marcha un programa piloto destinado a medio millar de jóvenes españoles en paro, aunque el empleo habrían de buscarlo en el extranjero con ese dinero. Sin embargo, mientras que Bruselas aportaba 950.000 euros (95%), España únicamente pondría 50.000 (5%) y aquí actuó la burocracia… Bruselas dio su parte antes del verano y España, alegando inconvenientes –acompañados del epíteto «burocráticos»– con Hacienda, no puso la suya hasta diciembre, por lo que, pese a que el programa se preparó para 2012 y 2013, en lo referente al año pasado apenas pudo aprovecharse tres semanas. El resultado final es que la juventud es la perjudicada, al disponer de menos tiempo para llevar a cabo la iniciativa referida.
No parece haberle sucedido igual a la denominada «Garantía Juvenil», que se aprobó el último día de febrero por el Consejo de Ministros de Empleo de la UE, con la que se establece que toda persona europea menor de 26 años DEBE tener acceso a un trabajo o formación tras terminar sus estudios, con la opción de optar a fondos comunitarios, según la situación del paro juvenil del país. Esta idea se inspira en modelos nórdicos y, según afirma la ministra Fátima Báñez, ya se ha puesto en marcha en España, que tiene cerca de un 56% de jóvenes en paro, con la aprobación de más de cincuenta medidas para ello. Esperemos que, junto a las empresas, se beneficien los jóvenes que consigan un empleo.
Para finalizar con un contrapunto, al hilo de la cita anterior de Oscar Wilde, animemos el afán del Gobierno de crear consejos en el que se incorporen jóvenes en paro. Al menos, una vez más, resultará beneficiada la burocracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s