Casi como el rosario de la Aurora en Lucenahoy.com

Hace unos días vi el vídeo (o vídeos) que se grabó sobre la procesión de la Virgen del Rosario en Granada a su paso por la plaza donde horas antes se reunieron los indignados del quince de marzo. Lo visto me pareció bochornoso, pues, aunque no hubo interrupción de la congregación ni de la procesión, sí hubo una alteración: los indignados persistentes y presentes no tuvieron respeto por la manifestación religiosa cristiana y la cofradía puso alas a los pies de los fieles. Sería hipotético pensar que si la procesión fuera musulmana o budista, la cosa sería distinta, pero quién sabe qué podría entender aquella masa de gente, si hubo alguno que otro que gritaba que aquello, la procesión, era fascismo.
 
He aquí que mis temores sobre estas manifestaciones se hicieron ciertos: esa gente del 15-M del vídeo era maniquea e irrespetuosa con los contrarios a sus ideas, y además se arrimaban al sol que más calienta de que varios salieran con el mismo afán: los mismos que hacía un par de horas reclamaban una democracia de igual a igual, ahora despreciaban a los cristianos.
 
Esto me hace estar alerta para recordar siempre que no es oro todo lo que reluce, que la bondad del grupo indignado tiene que poner en su sitio a los descontrolados que dicen estar bajo sus siglas; porque es muy fácil tirar la piedra (menospreciar la actual democracia llamándola «dictadura», arremeter contra la libertad y la manifestación religiosas) y esconder la mano (indicar reiteradamente que los grupos continuaban en su sitio con su tarea de protesta, pero sin hacerse responsable de este y otros entuertos).
 
Siendo la Virgen del Rosario la que se procesionaba y viéndose en ese momento rodeada de pocos devotos, lo de acelerar el paso fue una buena idea para no acabar como el de la aurora; sin embargo, debemos reflexionar acerca de cuál es el concepto de «democracia» que ahí se reclamó, ya que, si despreciar una manifestación religiosa está dentro de su ideario, echémonos a temblar si se refieren con «pueblo» (término que aparece en su manifiesto) únicamente a aquellas personas que apoyan su discurso y no a aquellas que no lo comparten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s